Noticias y eventos

destacado 02 de Octubre de 2018

Más de 13.500 personas disfrutaron del Maratón UNLaM

Con un fin solidario, la jornada convocó a las familias del Distrito y alrededores.


En una fiesta colmada por toda la comunidad, la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) llevó adelante la quinta edición del Maratón, con la participación de más de 13.500 personas que corrieron a favor de la educación pública.

Con este récord de inscriptos, el Maratón UNLaM se ha convertido en una de las más populosas del oeste del Conurbano bonaerense que además persigue un fin solidario ya que las toneladas de alimentos no perecederos que se recaudaron serán donadas a entidades de bien público.

Al respecto, el Rector Daniel Martínez destacó “la unión de la comunidad y la familia entera de la Universidad y alrededores para hacer visible la importancia de la educación pública en el país”, y al mismo tiempo resaltó “el carácter inclusivo de esta Casa de Altos Estudios, que siempre tiene las puertas abiertas a la comunidad, y crece de manera exponencial con estas actividades”.

“Es una maratón participativa e inclusiva”, ponderó el Rector ya que en los tres circuitos posibles, de 10K, 5K y 2K para corredores, trotadores y caminantes, también participaron veinte deportistas adaptados de la ONG CILSA.

En este sentido, Mariela Gerstein, coordinadora del área de Voluntariado Nacional de CILSA, se mostró agradecida “por la oportunidad que siempre nos da la UNLaM, que tiene un compromiso social diario con la actividad que desarrollamos, y que con esta Maratón se hace visible los valores de solidaridad, inclusión y acompañamiento que nos brindamos mutuamente”.

La irrupción del running y la actividad física en el país y en La Matanza cada año cobra más adeptos y el campus deportivo y las adyacencias que tiene esta Casa de Altos Estudios así lo demuestran con una oferta de disciplinas que valoran no solo los alumnos y profesores sino toda la comunidad.

Durante la jornada, una de las corredoras, Romina Mores, valoró el “ambiente familiar que se da en cada Maratón, y además correr a favor de la educación pública es algo que nos debe involucrar a todos”.

Por su parte, en el momento de relax posterior a la carrera, Leonardo Acosta, cuya esposa es maestra, también consideró que la educación pública debe ser defendida entre todos.
Sin dudas, la alegría, la música y el entusiasmo fueron el combo perfecto para un domingo que acompañó con el clima y que se vio reflejado por las calles de San Justo y Villa Luzuriaga.

Bajo la organización de la Secretaría de Extensión Universitaria, en conjunto con todos los sectores de la UNLaM y más de 600 voluntarios de las carreras de Educación Física y Kinesiología que colaboraron, en todo momento, con los puestos de elongación, hidratación y las distintas postas que tuvo el circuito.

Luego para el cierre, los regalos y el show del grupo musical Amar Azul sirvieron de corolario para un evento que demuestra el compromiso y la participación solidaria en pos de una causa, como la educación pública, una de las herramientas principales para transformar la realidad de miles de familias.